Del Nido Carrasco sucede a José Castro como presidente del Sevilla | Fútbol | Deportes

El consejo de administración del Sevilla ha ratificado este domingo el nombramiento como presidente del club para el próximo cuatrienio de José María del Nido Carrasco, quien sustituye a José Castro, al mando desde diciembre de 2013, que permuta su cargo con su sucesor y pasa a ser vicepresidente primero. Del Nido Carrasco, abogado de 45 años, ingresó en el órgano de gobierno del Sevilla en diciembre de 2006, durante la presidencia de su padre, José María del Nido Benavente, como vicesecretario del consejo y ha pertenecido al mismo en los cargos de secretario, consejero y, desde hace cuatro años, vicepresidente.

Su ascenso a la presidencia se debe al pacto suscrito en 2019 por las principales familias de accionistas del Sevilla, en virtud del cual, Castro estaría en el puesto hasta finales de 2023 y Del Nido Carrasco, en representación de las acciones de su familia, lo supliría durante otros cuatro años. Sin embargo, el ansia de regresar al poder de su padre, el también expresidente José María del Nido Benavente (2002-2013), ha desencadenado una guerra familiar que se dilucida en los juzgados y en la que la principal víctima es el Sevilla, sacudido por una enorme inestabilidad.

En un comunicado, el expresidente y padre del nuevo máximo mandatario del Sevilla, tilda el nombramiento de su hijo como “el más ilegítimo de un presidente en la historia del club”. José María del Nido Benavente, máximo accionista del Sevilla y denunciante del pacto que ha aupado a su hijo a la presidencia, ha publicado en la red social X (antes llamado Twitter) que su primogénito y Castro “siguen aferrándose al cargo” y conculcan su “derecho de voto —que diversos tribunales le niegan reiteradamente— para seguir cobrando sueldos de sultanes”. Debido al hostigamiento de su antecesor, que ha llegado a tildarlo de “okupa” en recientes comparecencias públicas, los éxitos deportivos de José Castro no lo han eximido de escuchar peticiones de dimisión desde la grada cuando, como ocurre esta temporada, los resultados no han sido favorables.

“Aunque ganase la Liga y la Champions, voy a echar a este consejo de administración”, ha llegado a manifestar Del Nido Benavente, que fundamenta su propósito en la complicada situación de una sociedad que acumula pérdidas en los tres últimos ejercicios y que no tiene siquiera aprobadas las cuentas de las dos últimas temporadas. Este rechazo a la gestión del club mostrado por las últimas asambleas no sólo obedece a la acumulación de acciones por parte de Del Nido Benavente y del grupo inversor estadounidense con el que se ha aliado, 777 Partners, sino también por la oposición de pequeños accionistas que reprochan a sus dirigentes las altas remuneraciones que perciben los miembros del consejo de administración. En la última asamblea, insultó a su hijo: “Eres un mierda”.

En todo caso, en esta Nochevieja concluye el mandato de José Castro Carmona que, en el plano deportivo, ha llevado al Sevilla a una bonanza sin igual en su historia: diez clasificaciones europeas en otras tantas temporadas, siete de ellas para la Liga de Campeones y cinco títulos continentales agregados al palmarés en catorce finales disputadas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.